samurai colabora.png

©2018 by El Dojo

DANILO JUDE BARDISA

Soy Danilo Jude Bardisa, y soy el actual campeón del mundo de Kenpo Kai. Llevo 25 años practicando artes marciales, y soy el director de la Escuela de Artes Marciales de Madrid: El Dojo.

Puedo decir con certeza que le debo la vida en más de un sentido a las artes marciales, en concreto el Kenpo.

Empecé practicando Kenpo Karate a los 4 años en Miami. Nací ochomesino y con bastantes problemas de salud. Mis padres tenían todo un plan de ataque, y además de las visitas frecuentes al hospital, y la medicina china, estaba hacer artes marciales en la base de que creciese como una persona fuerte, sana y equilibrada. De hecho el culpable de todo esto de las artes marciales son mis padres, y nunca les estaré lo suficientemente agradecido.

           

Me mudé a España en el 99’ y traté de continuar mi formación en las artes marciales. Anduve peloteando en diferentes artes marciales Judo, Sambo, Tai Chi… pero a pesar de estar unos años en Goshindo y en Taekwondo no terminaba de sentir que era para mi. Al empezar la universidad, encontré un club de Kenpo.

Coincidio en una epoca en que mi madre cayo enferma y en mi familia pasamos por una vorágine de cambios familiares y económicos, y encontré en que una vez más el Kenpo me proporcionaba un pilar en el que asentarme. En esa época conocí el Kenpo Kai, una escuela de las escuelas de Kenpo tradicional más antiguas y con ello una segunda familia que transciende las artes marciales al completo.

Al empezar la universidad, encontré un club de Kenpo.

Me volqué en el Kenpo todo lo que pude, tratando de compensar los años que lo tuve apartado, y empecé en el mundo de la competición. Puedo decir con orgullo que tras conquistar varios Campeonatos de España desde el 2009, participé en uno de los primeros intentos del Departamento Nacional de Kenpo en trabajar por un Kenpo unido bajo Federaciones Internacionales, en el Campeonato del Mundo de Venezuela de 2011.

Además de participar como la selección Española de Kenpo Kai, de la mano de mis maestros los Shihanes Juan Mari Vidal y Shihan Pilar Martinez en el Campeonato de Europa de Estrasburgo de Nippon Kenpo. Le seguirían muchos más, compitiendo desde Francia hasta en Japón. 

El logro más reciente bajo su tutela es en el Campeonato del Mundo de Kenpo en Budapest en 2018, al que fui convocado por la selección de EEUU a manos de Robert Zingg, y en el que obtuvé el segundo puesto, en 4 categorias diferentes, desde Knockdown hasta Full Kenpo MMA.

Además de estar entregado a la competición, desde hace 5 años enseño Kenpo Kai, tratando de transmitir los valores que me han inclucado, esperando ser capaz de aportar a los alumnos un lugar en el que crecer y evolucionar dentro y fuera del tatami.

A los alumnos siempre les digo “Fuera del tatami, a veces los problemas no se pueden cambiar en ese momento. Sin embargo, dentro del tatami siempre podemos mejorar. Y quizás no ahora, pero al mejorar nosotros, más adelante seamos capaces de solucionar esas cosas que ahora mismo no podemos. Entrena y esfuérzate hoy, para ser mejor mañana.”

Mi grupo de Kenpo Kai empezó hace cinco años en un espacio en desuso en una escuela de inglés, medio a escondidas del ojo publico. El año pasado ya abrimos lo que seria el primer dojo, de apenas 40m2 y en tan solo la primera semana había gente de todas las edades y perfiles apuntándose a las clases de Kenpo. A todos los alumnos se les encauza con los principales valores de Kenpo Kai: el formar a una persona completa, sana, y equilibrada. Algo tenemos que estar haciendo bien, porque en menos de un año hemos tenido que cambiar de local a un sitio 4 veces más grande, el cual inauguramos esta semana. El grupo original que empezó hace 5 años y ahora hay más de 60 alumnos de Kenpo Kai, desde 4 a 50 años de edad.

 

Sigo compitiendo pero me apasiona enseñar e intento cuidar al máximo las enseñanzas a los diferentes grupos de Kenpo Kai. Mientras, veo como va creciendo en Madrid, siento que cada vez es más necesario, que vean un camino a seguir, al igual que para mi lo hizo Kenpo Kai, en su dia. En verdad gran parte de lo que hago que tenga que ver con el Kenpo es por mostrar a los que vienen detrás que todo es posible. Si luchas por lo que quieres, sea por lo que sea, a nivel físico, marcial, personal…todo. El esforzarse por ello en el tatami, repercute en todos los ámbitos de tu vida. Yo lo he vivido, tengo alumnos que lo están viviendo, y creo que es algo que al menos yo, he sentido que puede cambiarte la vida.